Entradas

cómo-publicar-en-linkedin

Cómo publicar en Linkedin, el podium ganador

¿Quién no ha querido ser popular en el instituto? ¿Quién no ha deseado ser el líder? De una manera o de otra todos hemos anhelado que nos respetasen, que contasen con nosotros a la hora de invitarnos a cumpleaños y fiestas, y que nos considerasen unas personas fascinantes.¿Y esto que tiene que ver con cómo publicar en Linkedin?

¿Por qué? Porque eso ayuda a mejorar nuestra autoestima y eso nos ayuda a conseguir mayores logros en la vida. Pues en las Redes Sociales sucede lo mismo. Nos esforzamos en vender una vida que a veces no es la nuestra. Llena de fantasía, de imaginación y que incluso roza la ficción. Y como dice el refrán se pilla antes a un mentiroso que a un cojo. Y aunque no lo creas en Linkedin sucede lo mismo. ¿El resultado? Nefasto. En vez de conseguir ser referente y abrir nuevas oportunidades para tu negocio, te considerarán humo y prescindirán de tus servicios. ¡Nadie quiere humo ya!. Prueba no superada.

Cómo publicar en Linkedin. El algoritmo de publicación.

El aportar contenidos útiles donde puedas demostrar tus conocimientos (de ahí la importancia de cómo publicar en Linkedin), es la diferencia entre fantasioso o demostrar que en efecto sabes de lo que hablas. El problema es que hay veces que escribimos y nadie nos lee.

¿Cómo podemos demostrar nuestro expertise si nuestras publicaciones no les llegan a nadie? Es por ello que si quieres que tus contenidos se conviertan en virales, tienes que darle al coco. Estrújalo. No seas simple. Tampoco te empeñes en convertirte de la noche a la mañana en todo un fenómeno. Las cosas llevan su tiempo. Pero lo más importante: no te obsesiones. Para conseguir logros hay que tener la mente fresca. No te frustres porque no lleva a nada bueno y piensa en destacar todo lo que sabes, lo que te diferencia y sobre todo, conviértete en una persona útil, con chispa, sin perder el horizonte, claro está. Y te comenzarán a leer, a seguir, a preguntar,…. Te convertirás en un referente. Comenzará a ir todo sobre ruedas.

Por todo esto llevo un tiempo tratando de entender mejor como funciona el algoritmo de Linkedin, cómo publicar en Linkedin para llegar a más gente.

Existen dos algoritmos: El Algoritmo de Búsquedas y el Algoritmo de Publicación. En todas las formaciones hago mucho hincapié en ambos explicándolos detalladamente, pero hoy me voy a centrar en el Algoritmo de Publicación.

No olvides el primer mantra a la hora de lanzarte a por tu objetivo: no angustiarse con ser viral. Este es mi podium ganador de cómo publicar en Linkedin:

Transparente como el agua. Se tu mismo.

Es importante que tus clientes te conozcan. Que sepan quién eres, pero de verdad. No inventes historietas. Tienes que tener claro las 5 W del periodismo: “what, who, where, when, why y how”, es decir, las famosas: “qué, quién, dónde, cuándo, cómo y por qué”. No te dejes guiar por las historietas de los demás y recapacita sobre qué quieres que la gente sepa de ti, quién eres, sin adornos. Dónde te encuentras, desde cuándo te dedicas a esto, por qué elegiste este oficio y no otro, y cómo acabaste ahí. Vamos, una pequeña mención a tu vida. Un poco de Storytelling.

¿Quién no tiene a su lado, entre sus amigos, a uno que no hace más que fardar y mostrar una vida que sabemos que es irreal? Pues fíjate, esto todavía es peor si quieres convencer en Linkedin y que tengan en cuenta tu negocio.

Ya lo dice Michaela Alexis, influencer de Linkedin:

“Creo que el mayor error que veo es que las personas se presentan a sí mismas como alguien que piensan que deberían ser, en lugar de ser el ser humano increíble que realmente son”.

Así, que hagámosle caso. Seamos nosotros mismos. Y una vez que tenemos claro lo que somos, sin complejos, vayamos a conquistar el mundo.

Imágenes dónde tú apareces

Antes de descubrir cómo publicar en LinkedIn,deberás esforzarte para que tu perfil sea atractivo y comunicativo. No seas un pan sin sal. Esos párrafos interminables que nadie va a leer (cuidado con tu extracto en el perfil). En cuanto a las publicaciones recuerda que el exceso de información, desinforma. Y eso ocurre muchas veces con las Redes Sociales. Hay tanta línea escrita que en cuestión de segundos decidimos si algo nos interesa o no.

Linkedin está dirigido a profesionales, no a tus amigos, ni a tus conocidos del bar de abajo. Así que recuérdalo y muestra tu mejor cara. Cuelga contenidos que te conviertan en un profesional de fiar, sensato. No hace falta que te vistas de gala, pero sí es importante parecer buena gente y profesional. Y si muestras lo que haces, mejor. No es lo mismo que estés sentado en una mesa a qué enseñes ese magnífico robot que acabas de construir.  ¿A qué tu mismo te contestas?. Sube fotos de cómo desempeñas tu trabajo y de cómo lo cuentas.

Josh Fechter, co-founder of BAMF y que puede presumir de más de 25 millones de visitas, para el caso de estas fotos dice que hay tres tipos de fotos cuando tu apareces:

  • Con personas influyentes. El resto de profesionales podrán ver con quién compartes eventos o conversación.
  • En conferencias, cursos y jornadas en las que has participado o impartido.
  • Eventos locales. Puedes convertirte en una referencia local, aunque puede no ser tan adecuado si quieres abarcar a un mayor espectro.
  • Y yo añadiría, de tus proyectos. Clientes y equipo.

Importante recalcar que tienes que afinar con el perfil. Será tu carta de presentación, recuerda. Destaca tus virtudes y a qué te dedicas. Tienes que conseguir que la persona que está viendo tu perfil, sepa decir si es preguntado en el instante después de ver tu biografía, a qué te dedicas y cómo puedes ayudar a los demás.

Contenido en texto cuando hablas de ti

A la hora de escribirlo, sigue las siguientes recomendaciones:

  • Lenguaje claro y conciso.
  • No uses palabras grandilocuentes y enrevesadas.
  • Y destaca qué aportas, qué resultados consigues.

¿Te ha quedado claro? Pues ahora vamos a descubrir cómo publicar en LinkedIn. A la conquista del pódium.

¿Cómo publicar en LinkedIn?

¿Qué funciona y qué no cuando publicas en Linkedin?

No todo vale en las redes sociales. Tampoco en Linkedin. Hay personas que creen que lo importante es que hablen de ti y comparten enlaces de artículos a diestro y siniestro. Bien, escritos por ellos mismos o por otros. Rotundamente falso. El funcionamiento de Linkedin no premia esas publicaciones. Y te voy a decir por qué. Por una cuestión muy fácil, las redes sociales quieren que te quedes con ellas el mayor tiempo posible (para monetizar tu estancia en su red) y es por eso que Linkedin penaliza los enlaces externos que compartas. Vamos, que pierdes el tiempo.

Pero no te preocupes, existe una alternativa. Expertos en la materia como Justin Wu han descubierto que la mejor forma de llegar a más personas y conseguir más visitas es utilizar contenidos nativos. Es decir, no hagas enlaces a publicaciones externas ni a Youtube.

Estas son las opciones:

  • Textos sin enlaces y lo más escaneables posibles, es decir, con párrafos y bullets.
  • Imágenes
  • Videos nativos de Linkedin, es decir, no compartidos desde otra red social (como Youtube por ejemplo).
  • Artículos Linkedin, PULSE. Si pones enlaces a un artículo, mejor que lo hagas a artículos del propio Blog de Linkedin, Pulse.
  • Enlaces mejor no y de hacerlo, ¿Cómo incluyo enlaces?.

Los enlaces en el primer comentario

¿Te gusta opinar, compartir tus consideraciones y lo que escribes en tu blog? Te voy a contar cómo llegar al mayor número de personas.

Si incluyes el enlace en los comentarios conseguirás multiplicar tus visitas. Guy Kawasaki lo hizo en Junio de 2017 y logró triplicarlas.

Trucos para cómo publicar en Linkedin

Si ayudas a que la lectura sea más comprensible, conseguirás que guste, que se comparta y sobre todo se comente (ya os adelanté en una publicación como escala las publicaciones Linkedin). Pero además los influencers de Linkedin consideran que hay una serie de trucos que no fallan. Tenlos en cuenta. Allá vamos.

  • Cada vez somos más los que consultamos cualquier cosa a través del móvil, así que adáptalo para que se vea igual que en una pantalla. Espacia las frases en vez de crear grandes párrafos. Prueba. ¿A qué resulta más compresible?
  • Escribe en ola. Pero además hay otra estrategia que te dejará de piedra. Si escribes como si se tratase de una ola, comenzando por una oración corta, la siguiente más larga y la siguiente todavía más larga, para posteriormente comenzar a acortar, lograrás que más personas lean tu publicación, y la compartan.
  • como publicar en linkedin

  • Aprovecha al máximo las dos primeras frases. Son tu gancho. Recuerda que para acceder al resto hay que abrir “ver más”. Y será en este momento cuando el lector decidirá dar o no un click. El número de clicados en “ver más” también influye en el número de personas a las que el algoritmo les muestra tu contenido.
  • Historias potentes. ¿A qué no es lo mismo que te cuenten una historia que te enganche a que te presenten una serie de datos cronológicos? Dale a la imaginación y cuéntalo de forma diferente. Una opción según influencers como Ben Sim es empezar el relato desde una perspectiva emocional. Cautivarás.
  • Y por último, termina tus publicaciones con un CTA (Call To Action, llamada a la acción). Linkedin favorece las publicaciones que generan participación y seguidores. Así que puedes sugerir una pregunta o incentivar el debate.

Ahora que ya has descubierto cómo publicar en LinkedIn, te toca conquistar el podium

student branding

Student Branding, un buen momento para tu marca personal

Todo este curso se ha notado el aumento de la demanda por parte de los Centros Formativos tanto profesionales como universitarios, del curso sobre Student Branding que impartimos. Este curso suele constar de dos sesiones, una centrada en Marca Personal para los estudiantes (¿Pero y que pongo si no tengo experiencia profecional? 🙂 y otra sesión focalizada en la herramienta LinkedIn para lograr perfiles de calidad, encontrables y desde luego atrayentes.

Pero ¿Qué es el Studen Branding?

El student branding consiste en la creación y gestión de un perfil personal como si de una marca se tratara, en el que el individuo, en esta ocasión, es un estudiante. El concepto de marca personal se desarrolló en sus inicios como una herramienta a través de la que conseguir trabajo y fue acuñado por el escritor Tom Peters. Por tanto, ya sus orígenes hablaban de la importancia del Personal Branding como herramienta de inserción laboral.

Pero ¿por qué es tan importante el student branding para encontrar el primer empleo?

Seguramente, se haya oído o leído alguna vez la popular frase de “pregúntate si lo que estás haciendo hoy te acerca al lugar en el que quieres estar mañana”. Y es que en un mundo globalizado en constante cambio y con un nivel de competitividad tan alto, marcar la diferencia no es una opción, es una necesidad.

Hoy por hoy, tener una carrera universitaria no ofrece las suficientes garantías para conseguir un puesto laboral estable. Ni siquiera es conditio sine qua non para obtener trabajo. La titulación por sí misma ya no es tan válida. En los momentos actuales, se necesita mucho más que eso, se requiere aportar un valor añadido que sea atractivo para las empresas. Con ello, las posibilidades de encontrar trabajo aumentan de forma considerable.

Por otro lado, establecer desde los inicios, o sea, desde que se es estudiante, una marca personal consolidada, así como innovar y estar constantemente adaptándose a las exigencias del mercado laboral actual, permite construir un futuro prometedor, un futuro profesional y personal de éxito.

El student branding permite conocer los talentos y, una vez se descubre lo que se es capaz de hacer, se podrá trabajar sobre ello, aportando, eso sí, el sello de identidad propio, de forma que se vaya alcanzando ese público objetivo al que interesa llegar y se vaya acercando uno poco a poco a ese lugar en el que se quiere estar mañana. Esto es, el personal branding permite conseguir las metas y, por ende, tener el trabajo que se desea.

Con el student branding surge asimismo una forma más para demostrar a las empresas las espectaculares habilidades que se posee. Esto le permite hacerse un hueco en el mercado, le permite darse a conocer, destacar. Y eso, sin lugar a dudas, es un factor clave para que las empresas puedan encontrarle.

TALLER STUDENT BRANDING

Cuáles son los beneficios del student branding como motor de empleabilidad

Crear una marca personal como herramienta de inserción laboral aporta múltiples beneficios. Esta hace que el estudiante:

  • Gane notoriedad ante el público o audiencia, de forma que actúa como un medio facilitador para que las empresas lo conozcan y puedan contactar con él.

 

  • Incremente significativamente su lista de contactos interesantes que pueden acabar por convertirse en una oportunidad para adentrarlo y asentarlo en el mercado laboral. En otras palabras, con ello se le abren puertas.
  • Genere mayor impacto, puesto que demuestra en su día a día su talento y sus habilidades para desempeñar los objetivos que se proponga, algo que también a los empresarios les gustará porque podrá hacerlo para sus propias marcas.
  • Aumente su credibilidad. La expresión “una imagen vale más que mil palabras” puede ser llevada al sector del personal branding en el sentido de que su marca personal refleja quién es. Se trata de su imagen más representativa, es su mejor carta de presentación y, con ella, incrementa su propia credibilidad.
  • Contribuya a mejorar la forma en la que lo percibe su audiencia. Esto le permite desarrollar su estrategia, así como dirigirla al público objetivo al que desea llegar, en este caso, las empresas.
  • Se convierta en un referente como estuante en el sector. Algo que, sin duda alguna, marcará la diferencia entre el resto de estudiantes y aquel con una consolidada y muy cuidada estrategia de personal branding. No hay que olvidar que se trata de destacar, de dejar huella.

El student branding presenta grandiosas y poderosas ventajas para los estudiantes en tanto en cuanto hablamos de un recurso con el que se puede conseguir marcar la diferencia; esto es, se puede lograr la autenticidad. Ahora bien, para las empresas, contar con un estudiante respaldado por una cuidada imagen personal es también muy provechoso. Si se ha trabajado bien, las empresas entenderán que, si se han logrado los objetivos personales, también se podrán alcanzar las metas empresariales. De ahí que el student branding pueda ayudar a encontrar empleo.

No obstante, no solo se trata de crear la propia imagen personal. También se ha de gestionar, dinamizar, potenciar y cuidar para llegar al trabajo que se desea. En definitiva, el student branding consiste en ofrecer una propuesta de valor a la audiencia, una propuesta atractiva que logre convertirse en una oportunidad para encontrar empleo. Hacerlo puede que no sea fácil. Pero, incluso, si no lo es, seguro que merece la pena.

Y tú, ¿te animas a crear tu student branding?