Social selling para empresas

Social selling para empresas, motivos para utilizarlo

En primer lugar, es importante señalar que, para las empresas, los medios de comunicación social son, principalmente, unas herramientas de marketing y técnicas de venta. Por lo tanto, deben formar parte de un plan de marketing claramente definido, así como de un plan de ventas integrado.
Tampoco deben ser vistos como unos sustitutos de la comunicación e interacción con los clientes y los clientes potenciales, sino como unos métodos adicionales y rentables. El social selling tiene el potencial de aumentar drásticamente su capacidad para identificar nuevas prospectos, conectarse con nuevos clientes y llegar a mercados totalmente nuevos.

Algunas razones clave por las que el social selling para empresas debe ser una prioridad para todos los equipos comerciales B2B

1. Está probado,el social selling para empresas funciona.

Hay innumerables ejemplos individuales y de equipo relativos a cómo el social selling para empresas tiene un impacto directo en el cierre de ofertas, la búsqueda de oportunidades,apertura de nuevos nichos, el aumento de la velocidad de cierre de las ofertas.

2. Herramientas compartidas, lo que supone un ahorro de costos
Algunas de las mejores herramientas son gratuitas o tienen versión gratuita, y las utilizamos para encontrar señales de compra de prospectos interesantes, también hay herramientas de pago que se utilizan para encontrar y captar leads vía social. Muchas de estas herramientas que se utilizan son utilizadas dentro de nuestra estrategia de social media ( hootsuite,buffer,tweetdeck…), Y por tanto este doble uso de las mismas herramientas supone un ahorro para la empresa.
3. Los competidores no están en ello (todavía)
Es sorprendente cómo todavía muchas empresas no utilizan el social selling. Incluso, en la industria de las TIC. Esto cambiará en poco tiempo, pero, en este momento, los clientes y prospectos están compartiendo señales de compra y información critica a través de medios sociales (incluyendo quejas sobre un producto o servicio titular).

4. Llega a los clientes más temprano en su ciclo de compra
Una vez alguien esté listo para comprar, puede que sea demasiado tarde. Si alguien da una señal de compra explícita, es probable que más gente escuche y el cliente llegue activamente a más proveedores. Pero, en el social selling, se oirá hablar de las oportunidades mucho antes de que el cliente pueda pensar en la búsqueda de un proveedor. Eso pone a la empresa en una posición fantástica para mostrar su valor diferencial y ocupar una posición preferente, por no mencionar la conversión más alta en la venta.

5. No es cuestión de un gran seguimiento o una gran presencia social
No se necesitan decenas de miles de seguidores de Twitter ni publicar 10 veces al día para ser relevante. Mientras que, normalmente, animaríamos a publicar regularmente e intentar conducir la siguiente entrada, la venta social no va realmente de hablar, sino de escuchar. Escuchar significa pasar mucho más tiempo en busca de las señales de compra de otras personas, en vez de publicar las propias.

6. Escalar infinitamente
Es posible, literalmente, identificar y alimentar un número infinito de leads vía social. Con el social selling ya no se está condicionado por cuestiones como a cuántas personas llamar o cuántos seguimientos se pueden realizar a través de notas post-it, de recordatorios de calendario o, incluso, del sistema de CRM. Esa escalabilidad hace que la eficiencia y el ROI de la venta social sean increíblemente lucrativos.

7. Aumentar la velocidad de compromiso, preferencia y compra entre los leads
Siempre y cuando se sea auténtico y la empresa se haya centrado en los problemas del cliente y, en última instancia, en aportar su valor diferencial, estos se convertirán más rápidamente y en una tasa más alta que en la venta tradicional.

Social Selling, el arte de vender sin molestar.

En épocas de crisis la labor comercial se vuelve especialmente importante, por varios motivos, menos clientes con menos recursos económicos, mucha competencia tirando los precios a la desesperada para tratar de sobrevivir… Y es en este entorno cuando la labor comercial resulta decisiva en las empresas.

Muchas empresas se lanzan a contratar comerciales aumentando significativamente su equipo comercial y en la mayoría de los casos con contratos precarios, que son aceptados por la nueva generación de desempleados que en la mayoría de los casos no tiene experiencia comercial, ni en el sector en el que va vender, y no se les da ni una formación adecuado ni un acompañamiento ni tiempo, tienen objetivos cortoplacistas y si no los alcanzan son reemplazados.

¿Alguien piensa que la solución para mejorar las ventas pasa por llenar la plantilla comercial de personas sin experiencia y sin ocuparse de ellas?.

Evidentemente en la mayoría de los casos estas medidas no se sostienen, y las compañías que salen adelante y mejoran sus resultados de ventas, son aquellas que invierten en mejorar producto/servicios, y ciertamente en el area comercial se pueden mejorar muchos aspectos del servicio.

Si analizamos las acciones comerciales que realizan las empresas una gran parte de ellas resultan molestas al destinatario de ellas es decir a nuestro cliente, resulta difícil creer que molestar a los clientes sea la mejor manera de vender.

Ante lo cual nos surge la siguiente pregunta ¿como vendo sin molestar?.La mejor respuesta que se me ocurre es dando importancia al proceso, de tal manera que antes de que hayamos vendido nada o ofertado nada al cliente, este ya perciba que le estamos ayudando. Esto si es valor añadido y supone un estimulo importante en el proceso de venta.

Y una de las mejores maneras de conseguir esto es a través del SOCIAL SELLING.